Eventos, Producto
Escribe un comentario

Diseños que salvan vidas

El diseño tiene la capacidad de aportar soluciones a los principales problemas y preocupaciones actuales. Desde esta perspectiva se anunciaron en septiembre los 87 nominados a los Beazley Designs of the Year 2018; esperanzadoras propuestas marcadas por un fuerte carácter social y medioambiental.

Los ganadores acaban de ser anunciados y entre ellos encontramos varios diseños que pueden suponer la diferencia entre la vida y la muerte en países en vías de desarrollo.

En la categoría de mejor producto el ganador ha sido “Paperfuge”, de Prakash Lab. Se trata de una centrifugadora manual hecha tan solo de cuerda, plástico y papel. Es capaz de hacer girar muestras biológicas a miles de revoluciones por minuto, separando el plasma puro de la sangre entera; paso crítico en el diagnóstico de infecciones como la malaria, la enfermedad del sueño, el VIH y la tuberculosis.

El dispositivo cuesta solo 20 centavos, pesa 2 gramos y se puede llevar fácilmente en el bolsillo, haciendo posibles los diagnósticos en cualquier lugar.

Los visitantes también votaron en una categoría propia al mejor diseño, resultando ganador el proyecto “SurgiBox”, de los diseñadores  Debbie Teodorescu, Mike Teodorescu, Stephen Okajima y elequipo SurgiBox.

Se estima que 50.000 personas mueren cada día debido a la falta o la inadecuada atención quirúrgica segura.  En respuesta nace SurgiBox, una carpa inflable que actúa como quirófano portátil. Reduce el problema de esterilidad y ofrece a los pacientes una excelente protección contra las infecciones a la vez que protege a los médicos contra los fluidos del paciente.

El sistema está optimizado y probado para los procedimientos quirúrgicos y de ginecología más comunes. Cuenta con un ventilador y un filtro HEPA (aire de partículas de alta eficiencia) que elimina más del 99.9% de los contaminantes. Las baterías incluidas están modificadas y se pueden cargar a través de fuentes locales como baterías de automóviles, ordenadores portátiles y puntos de venta.

Se distribuirá como kits autónomos listos para usarse que pueden ser transportados en mochilas. Se espera que sea utilizado por primera vez en entornos militares, humanitarios y en zonas de desastres naturales.

Todos los proyectos ganadores y finalistas estarán expuestos hasta el 6 de enero en el London Design Museum.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


2 + 6 =